QUÉDATE EN CASA Y COMPRA TU DEPTO. DE FORMA 100% ONLINE
Financiamiento: ¿Qué hacer si no le aprueban un crédito hipotecario?

 

 

 

 

Frente al escenario actual, donde las tasas de interés han ido en aumento, surgen varias razones por las que las entidades bancarias rechazan la solicitud de crédito.

El candidato pudo haber quedado sin trabajo, estar afectado por una grave enfermedad, que tenga alguna morosidad que no haya podido saldar; o que haya recibido una pre aprobación positiva en otro escenario, con tasas de interés más bajas, donde su salario mensual le permitía pagar el dividendo propuesto. 

La inseguridad pasa ser un factor que se apodera de las personas interesadas en adquirir un bien raíz, ya sea para habitarlo o para utilizarlo como una inversión. Para ello, los especialistas aconsejan:  reunir la mayor cantidad de dinero para el pie y así ser un cliente mas atractivo para los bancos; solicitar crédito para comprar una propiedad que se pueda financiar cuyo valor no supere el 25% del ingreso del deudor; y, solicitar evaluaciones de crédito en varios bancos.

Sin embargo, no todo está perdido, ya que en caso que ocurra el rechazo de las plazas bancarias, existen otras alternativas que los clientes no suelen conocer y que se las presentamos a continuación:

 

MUTUARIAS

Supervisadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), los créditos hipotecarios entregados por mutuarias son parecidos a los que otorgan los bancos; sin embargo, las deudas que se adquieren con estas instituciones, no se ven reflejadas en el sistema financiero y no son informadas a otras instituciones similares. 

Para las mutuarias, los créditos hipotecarios se consideran un préstamo a mediano o largo plazo, y se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales.

Dado que están asociadas a Compañías de Seguros, el gasto y el costo en el ítem de seguros resulta más atractivo, diferenciándose de los bancos que deben realizar corretaje con los seguros asociados, lo que podría encarecer el dividendo final.

Para los inversionistas, resulta una propuesta interesante de considerar, ya que hacen posible invertir al mismo tiempo en dos propiedades o más, expandiendo tu capacidad de endeudamiento.

 

CAJAS DE COMPENSACIÓN (CCAF) Y COOPERATIVAS DE AHORRO 

Desde el año 2008 las cajas de compensación entraron a competir al mercado, convirtiéndose en una alternativa adicional a la hora de evaluar opciones crediticias para la compra de una vivienda. 

 Se trata de entidades, sin fines de lucro, que se encargan de administrar prestaciones legales y de bienestar social a  todos los trabajadores dependientes, tanto del sector público como privado, y pensionados que estén afiliados en cualquiera de las 5 cajas que existen en la actualidad.

Entre las prestaciones de bienestar, se encuentran los créditos sociales, que se otorgan con garantías hipotecarias de hasta 30 años.

 

0 comentarios